lunes, 16 de enero de 2012

Madagascar


Sifaka Coquereli (Propithecus coquereli)

Es una de las cincuenta especies de lémures endémicos de Madagascar en la familia Indriidae. Tienen hábitos diurnos. Son frugívoros y herbívoros. Su especificidad demora en su modo de desplazamiento. En su comportamiento locomotor está el salto y el agarre vertical.

Madagascar ofrece una variedad de lémures del más pequeño (30g) al más grande (7-9 kg) de tamaño. Los más pequeños son los lémures nocturnos. Se diferencian de los diurnos en muchos aspectos. Descubrirlos en su lugar natural: sorprenderlos en la selva es la mejor manera de conocer su modo de vida.


Avenida de los Baobabs

Entre las ocho especies de baobabs que existen en el mundo, seis son endémicas de Madagascar. Una visita en el suroeste de la Isla ofrece este maravilloso paisaje y privilegia a los amantes de la naturaleza pasar por la Avenida de los Baobabs. Especie especialmente sorprendente como si tuviera sus raíces en el aire libre. Llamada también árbol-botella por su el aspecto exterior que refleja algunas de su especie.


El Tsingy de Bemaraha

Gracias a las lluvias, impresionantes bosques de piedra se han formado en la Isla que son los Tsingy (pináculos de roca caliza). El Tsingy de Bemaraha es uno de los dos famosos Tsingy de Madagascar, rico en fauna de lémures y camaleones y en flora de baobabs. Tsingy significa “donde no se puede caminar descalzo” por su extremo afilado. Entonces, no te hieras en el ascenso de los Tsingy de Madagascar y ponte buenos calzados.

Autora: Cynthia Josie